Salud

El sueño con tu recién nacido

Sweet dreams

Para toda mujer la llegada de un bebé marca un antes y un después en todos los aspectos de la vida y el dormir es uno de ellos.

Pensar en dormir plácida y despreocupadamente toda la noche es realmente pasa a ser un sueño inalcanzable para la mayoría de nosotras.

El dormir es una función muy particular e individual, hay bebés dormilones y otros no tanto. A medida que van creciendo se acortan las siestas y se alargan las noches. Antes de los 4 meses tienen una necesidad de sueño diferente a los bebés de más edad, están formando su patrón de sueño.

El bebe dormirá cuando está cansado en sus primeros meses de vida. Se despierta cada 2 a 4 horas ya que su estómago es muy pequeño y su dieta es solamente líquida, digiriendo así muy rápido el alimento.

Pero a no angustiarse, a dormir se aprende. Sin necesidad de tomar un curso, vamos a compartir algunos consejos básicos para enseñarle a dormir al bebé:

  • Vestimenta. Debes asegurarte que el bebé tenga vestimenta adecuada para dormir. Para tener referencia de temperatura debes tocarle la nuca, no debemos abrigarlos en exceso.
  • Rutina. Es muy bueno generar una rutina, de baño y de comida, así asociará estos pasos a su hora de dormir.
  • No oscurecer. Es importante distinguir el día de la noche. Al dormir la siesta no es necesario dejar todo oscuro y silenciar por completo la casa.
  • El pecho. Es muy común que los bebés se duerman succionando o con el pecho en su boca, no está mal. Lo mejor es que succione hasta antes de dormirse, para evitar que asocie el hecho de succionar con dormir.