Salud

El sedentarismo y el estrés son causas principales del estreñimiento

Depositphotos_36476317_m

Es innegable que la vida urbana moderna, entre otras muchas cosas, nos ha traído algunos  problemas como el  sedentarismo y el estrés, causas indiscutibles en la ralentización de nuestro aparato digestivo que favorecen el desarrollo del estreñimiento.

Según la European Heart Network, “España se sitúa entre los 10 primeros países europeos con más sedentarismo”, y otro estudio llevado a cabo por la consultora Towers Watson, el Global Workforce Study, desvela que “nuestro país es el que tiene los niveles de estrés más altos entre su población trabajadora”.

¿Cómo afecta el sedentarismo y el estrés a nuestro aparato digestivo?

El sedentarismo es uno de los principales males de nuestros días. La falta de ejercicio y movilidad paraliza nuestra función intestinal. Debemos tonificar nuestros músculos para evitar la disminución de nuestro ritmo intestinal y poder mejorar así nuestro tránsito.

El estrés nos hace comer mal. Comemos más rápido, masticamos menos e ingerimos alimentos menos saludables. Por lo tanto, sabiendo que nuestro aparato digestivo está directamente conectado con nuestra mente, el estrés y los factores emocionales provocaran que perdamos regularidad en nuestro ritmo intestinal.

Algunos consejos para combatir el estreñimiento.

Ayudas naturales

Existe una amplia variedad de alimentos que podemos introducir en nuestra dieta diaria de una manera sencilla. Por ejemplo:

– sustituir el bollo o bocadillo del almuerzo de media mañana por algunas ciruelas.

– suprimir el café de después de comer cambiándolo por una infusión o un té (nos aportará una dosis extra de agua).

– utilizar comprimidos reguladores intestinales, que estén compuestos por productos naturales como el Aloe (que contribuye a mejorar el ritmo del tránsito intestinal), o la manzanilla, (que mejora la digestión), como es el caso de Fuca Aloe.

Técnicas de relajación

Un simple y pequeño masaje en el abdomen o en los pies, ayudará a calmar posibles dolores y a estimular el sistema nervioso.

Controlar nuestra respiración abdominal y concentrarnos en ella durante 10 minutos al día, olvidando  preocupaciones, nos liberará de estrés y nos ayudará a entrar en un estado de calma y relajación.

Darnos un mínimo de media hora para comer y, después, concedernos unos minutos de tranquilidad para reposar, también ayudará, pues una buena digestión  contribuye al equilibrio mental.

El ejercicio físico

¡Muy importante!, realizar ejercicio físico un mínimo de tres veces por semana, será muy beneficioso para nuestro organismo, mejorará nuestro tránsito intestinal y nos ayudará a liberar tensiones. Caminar, correr, nadar o montar en bicicleta nos ayuda en nuestra lucha contra el estreñimiento por sedentarismo. Además, los ejercicios que trabajan la zona abdominal, son recomendables para disminuir las molestias que nos causa el estreñimiento.

Etiquetas: