Sex and Life

El Punto G femenino: sexo más placentero

Letter metal ribbon - G

Encontrar el Punto G es el principal objetivo de multitud de hombres y mujeres debido a que, cuando se estimula esta pequeña zona del cuerpo, es posible disfrutar de una sensación sumamente placentera que nos brinda la posibilidad de gozar al máximo del sexo.

Sin embargo, el punto de Gräfenberg, llamado también de este modo en honor al nombre del ginecólogo que lo descubrió, es, para muchos, todo un misterio.

De hecho, para encontrarlo es necesario “curiosear” por el cuerpo femenino para dar con él y conseguir, así, alcanzar orgasmos de lo más intensos y placenteros. Conozcamos más datos sobre el Punto G femenino.

¿Dónde está el punto G?

Es, dentro del universo del sexo, la pregunta del millón, ya que tanto ellas como ellos se preguntan con frecuencia dónde se encuentra el famoso Punto G. Pues bien, en las mujeres podemos hallarlo detrás del hueso púbico, concretamente alrededor de la uretra. De este modo, para encontrarlo es necesario introducir los dedos en el interior de la vagina hasta dar, en la zona indicada, con una pequeña protuberancia que se hincha al ser estimulada.

¿Cómo se estimula el Punto G?

Para obtener placer al acariciar el Punto G, es necesario tocarlo con suavidad, algo que, en ocasiones, puede ser muy complicado de conseguir con el pene, por lo que, en la mayoría de los casos, lo mejor es estimular esta sensual y sensible área con la ayuda de los dedos o de la lengua.

El Punto G y la eyaculación femenina

Aunque son muchas las personas que aseguran que la eyaculación femenina solo puede tener lugar cuando se estimula el famoso Punto G, es importante destacar que, hasta la fecha, no hay estudios científicos que demuestren este hecho, aunque sí que es cierto que muchas mujeres presencian una eyaculación similar a la de los varones cuando alcanzan el clímax estimulando el Punto G.