BellezaTendencias

El progresismo chic

Ser progresista es una postura personal ante la vida. En su momento fue más tendencia que lo que es actualmente, pero al verdadero progresista eso le importa poco. Está claro que hay gente que dice ser lo que no es y es su derecho.

Querer dar una imagen es algo que hacemos, en mayor o menor medida, todo el tiempo. Somos animales gregarios y dejar claro a los demás miembros de la especie cual es nuestro lugar, es algo que nos importa.

Algunas personas venden una imagen muy progre, pero viven de un modo contrario a ello  y está bien. El discurso no se corresponde con su forma de vida, pero es su derecho. A eso le llamo progresismo chic.

Sabina es un ejemplo claro de eso. Está perfecto que gane mucho dinero y lo gaste como quiera, que viva como se le ocurra. Pero como buen progresista chic, deja claro, como lo ha hecho en Uruguay, que hay cosas que no son lo bastante buenas para el y si los sudamericanos tienen leyes que a el no le gustan, pues no las cumple.

A eso le llamo falta de respeto.

Imagen: cancioneros.com