Relaciones

El nuevo papel de los adultos mayores

Hasta hace un tiempo en nuestra sociedad, los adultos mayores cumplían un papel diferente al actual. En general se seguía conviviendo en la misma casa varias generaciones de la misma familia y esto sucedía con bastante naturalidad. Los cambios sociales hicieron luego que los adultos mayores vivieran otra independencia, viviendo en sus propias casas y sin tener que ser obligatoriamente los cuidadores de los nietos.

Esto, mientras la salud lo permitía, era la situación ideal. Se podía seguir desarrollando intereses sin tener las obligaciones que implica el cuidado de los niños de la familia y  porque no, de las tareas del hogar en el caso de las mujeres.

El problema es que la economía ha cambiado de un modo radicalmente negativo  y lo que antes se podía hoy no se puede. No es para nada extraño que los hijos casados y con hijos  vuelvan al piso de los padres, en este caso un piso seguramente pequeño. Se ha vuelto, involuntariamente a una convivencia forzada, justamente en un contexto de sumo estrés, como lo que ocasiona la pérdida del trabajo o la vivienda.

Esto es muy complicado para ambas partes. Volver a convivir con niños o  con adolescentes no es simple para una persona de edad. Pero tampoco lo es para los niños ni los adolescentes, que tienen que asumir nuevas reglas.

Sin embargo, si se puede hablar las cosas muy bien previamente, la experiencia, si bien no deseada, puede ser muy enriquecedora, No olvidemos que se trata de familia.