Salud

El mito de la “barriga cervecera”

Still Life with a keg of beer

Siempre se ha dicho que beber cerveza provoca que el tamaño del abdomen tanto de ellos como de ellas aumente de forma considerable, algo que yo siempre he tenido muy en cuenta para no subir de peso y huir de la famosa “barriga cervecera”.

Sin embargo, todo apunta a que esta famosa bebida elaborada a base de cebada no engorda tanto como se dice y que la “barriga cervecera” no es más que un mito.

Así ha quedado de manifiesto en un estudio realizado por el Colegio Oficial de Médicos de Asturias, cuyos científicos han concluido que la “barriga cervecera” es un mito y que, incluso, el consumo moderado de este caldo no solo no engorda, sino que, además, resulta beneficioso para la salud debido a que reduce el riesgo de padecer diabetes o hipertensión. Eso sí, para disfrutar de todos los beneficios de beber cerveza es necesario que la ingesta de esta bebida no sea superior al medio litro diario.

Y es que lo que realmente provoca la aparición de la famosa y antiestética “barriga cervecera” no es el mero consumo de esta espumosa bebida, sino el hecho de ingerirla en grandes cantidades y de combinarla con alimentos plagados de grasas saturadas sin practicar, después, una intensa sesión de ejercicio físico.

Así que, si quieres conservar tu belleza y huir de la “barriga cervecera” sin renunciar al disfrute de su sabor, lo único que deberás tener en cuenta será que, para aprovecharte de todas sus propiedades y evitar el aumento de peso, la ingesta no deberá ser superior al medio litro diario.

Desde luego, yo me quedo mucho más tranquila, ya que pienso que beber una cerveza bien fresquita durante el verano es todo un placer. ¡Y más ahora que sabemos que la “barriga cervecera” es un mito!

  • Xenia

    Cierto yo también me la beberé más agustito.