Mamás

El maltrato de los padres a sus hijos menores de edad

Portrayal of Child abuse

En un post anterior veíamos el caso de una madre que en una discusión con la hija adolescente de 13 años, la había golpeado. Luego de un largo proceso, la justicia le dictó una orden de alejamiento a la madre sobre la niña. El fondo de la cuestión es el derecho o no de los padres a infingir castigos físicos sobre los hijos, así sean leves.

Al leer los comentarios sobre esta noticia en muchos, pero muchos medios de prensa, algo me ha llamado mucho la atención. Un porcentaje claramente mayoritario opinaba que la justicia no debía meterse, que las lesiones habían sido leves y la niña las merecía, que es una forma de educación que siempre se ha usado, etc. Una larga serie de argumentos que defendían el valor didáctico de los golpes y le derecho de cada familia a educar a sus hijos como quiere. En otras palabras: mientras no los mate o lesiones de gravedad, que cada familia decida.

Los mismos, idénticos argumentos hemos escuchado por décadas defendiendo el “derecho” del marido de golpear a su esposa. Mientras no la mate o lesione de gravedad, es parte de la intimidad de la familia, cada casa es un mundo… y cuanta estupidez se les pueda ocurrir a alguien para argumentar en defensa de los malos tratos.

Llevó décadas que la gente entendiera que le marido no tiene ese derecho y que es mentira que no hay que hacer nada mientras el esposo muele a palos a la esposa.

Sin embargo, si hablamos de niños, todo cambia. Raro, ¿no?

  • Josseffamc

    Un saludo: Vamos a ver, no se qué comentarios hace la gente. Yo, desde luego  para nada soy partidaria del mal trato  pero  los niños  cuando son muy pequeños  no entienden  y no creo que sea maltrato el que a un  niño que, por ejemplo, está jugando en el parque  y va a coger una caca y a megtersela en la boca,  se le de una leve palmetada en la mano  mientras se indica que eso no se come y es caca. Si ya, desde pequeños  no se les va aleccionando  y ese aleccionamiento entraría la conversación, la explicación, la palmetada, gestos, etc.  -sin pasarse-, al final los niños hacen lo que les da la gana. Y así estamos viendo lo que está pasando en estos últimos años  donde, por ejemplo,  niños que no comen en condiciones  porque su dieta favorita  es cocacola, salsa quetchup y gusanitos.  Y a ver la tele hasta las 00,00 y 01,00 h. de la madrugada, y gritar  y patalear  exigiendo cosas,  e incluso  agresiones a los padres.
    Francamente, una leve palmetada en la mano  unida a una reprimenda con gestos,  sin rayar en la exageración  no creo que tenga nada que ver  con dar de latigazos con una correa  y cosas así.