Relaciones

El enojo, un problema difícil de controlar

Sexual Assault

El mal carácter o el enojo incontrolables son sentimientos peligrosos ya que son la principal causa por la que se arruinan las relaciones. La convivencia con una persona incapaz de controlas sus impulsos es prácticamente imposible de sostener. Y no crean que solamente sufre quien debe padecer a una persona con estas características, por el contrario como en casi todos los casos, en este también sufren las dos partes afectadas.

Una vez que la persona se desahoga, deja fluir ese primer impulso, da rienda suelta a su mal carácter, sobreviene el arrepentimiento, sin embargo nada más difícil de perdonar que las heridas provocadas por palabras hirientes. La persona impulsiva pasa inexorablemente por tres etapas en su enojo:

1- el pensamiento, especialmente ese tipo de pensamientos que nos llevan inevitablemente hacia el lado menos deseado, el que nos enfrenta al otro, haciéndonos pensar que este solo desea nuestro mal o no nos respeta.
2- el cuerpo ante esto responde con tensión, en todo sentido, e incluso puede llevar a afectar la presión.
3- finalmente la inevitable respuesta es el ataque, porque sentimos que hay algo de lo que tenemos que defendernos, y en ese momento lo que menos nos preocupa es cómo lo haremos.

La única forma de controlar este tipo de sentimientos desbocados es reconociéndolos, cosa nada fácil, luego respirar hondo concentrándonos en nuestra respiración; y alcanzada cierta calma ponernos en el lugar del otro. Recién ahí, si logramos todo esto, podremos hablar con nuestra pareja con amabilidad y expresarle lo que sentimos.

  • Bepellegrini

    Oración Efectiva

     

    Oración para que regrese el ser amado

     

    Señor Jesucristo, Hijo de Dios, Rey de Reyes, Espejo de la
    Pureza, te pido con toda mi fe que influyas en los sentimientos de ABB para que
    regrese a mi lado y que, aunque se encuentre muy distante, piense en mi y
    sienta la necesidad de venir a mí.

     

    Concédeme Señor Jesucristo, el deseo que con tanto fervor te
    pido y haz que regrese. Muéstrale el camino y hazle saber que nuestra felicidad
    depende de su presencia.

     

    Amen.

     

    . ORACIÓN MILAGROSA:

     

    Afligida se vio la Virgen a los pies de la cruz, afligido me
    veo válgame madre de Dios. Confío en Dios, con todas mis fuerzas por eso te
    pido que ilumines mi camino concediéndome la gracia que tanto deseo la de

     

    Tener como antes a ABB amándome, formando los dos una gran
    pareja bendecida por ti, Madre Mía.

     

    Virgen mía te ruego que te apiades de mí que tanto sufro y
    que me concedas que ABB en estos momentos de confusión sienta sobre todo mucho
    amor por mí y unos deseos incontenibles de tenerme con ella como su esposo. Que
    centre sus pensamientos en todos los momentos que hemos vivido con felicidad,
    con amor, con alegría, paz y armonía y que así desee seguir conmigo hasta que
    la muerte nos separe cuando seamos muy viejitos. Que ABB desee que yo BON sea
    su esposo para toda la vida y ella mi esposa yo el padre de sus hijos. Que me
    necesite cada día como lo más importante en su vida y que no pueda ni quiera
    pasar un solo día más sin tenerme junto a ella y estar ella junto a mi como mi
    pareja y mas adelante como su esposo. Que ella me deje siempre saber cuales son
    las cosas que no le gusten de mí, sabiendo que es mi deseo cambiar todo lo que
    tenga que cambiar para que ella sea feliz, pero que siempre tenga en cuenta que
    necesito que me tenga paciencia.

     

    Así también te suplico Virgen mía, que ABB no piense ni vea
    a otro hombre con amor ni deseo nunca mas en su vida, sino que solo a mi me vea
    de esa forma.

     

    Te suplico Virgen mía que no se desperdicie todo el amor que
    tengo para darle a ABB y todo lo que deseo hacerlo inmensamente feliz.

     

    Solo pon tu mirada sobre mi Virgen bendita y di QUE ASI SEA
    y así será.

     

    Gracias

     

    Amen.

  • carmen

    Oración a San Cipriano

    En el nombre de Dios, yo invoco a San Cipriano, rezo y cargo con mi devoción.

    Libérame de todo peligro y daño del prójimo. Libérame del mal,

    y de todo animal rabioso y venenoso, líbrame de maleficios y hechizos malignos.

    Dirígeme con toda seguridad y felicidad en mis viajes.

    Aclárame el camino; alejándome todos los peligros y daños que me puedan rodear.

    Te ruego Santo mío intersección gloriosa para Dios.”

    Amén