Cotilleos

El discurso del yerno del Rey

Depositphotos_38617677_m

Luego de una gran espera, el yerno del Rey Juan Carlos, Iñaki Urdangarin, se ha pasado el fin de semana declarando ante el Juez Castro, quien instruye la causa del caso Palma Arena. El largo discurso del yerno del Rey le ha insumido unas largas 21 horas en las que ha conseguido hablar no sin tartamudear (no era el caso) sino hablar sin decir absolutamente nada de nada. A tal punto ha sido la cosa, que según trascendidos, el juez le ha dicho en un momento que para declarar eso, mejor ni venir.

Parece que no recuerda casi nada de todo lo que tiene que ver con la causa, en un extraño caso de amnesia puntual sobre temas que no conviene recordar. Memoria selectiva que le dicen.

Por supuesto que la causa esta en etapas iniciales, pero resulta extraño  y hasta molesto que la infanta no fuera llamada ni como testigo, siendo que es miembro del directorio de las empresas investigadas. También resulta extraño y hasta molesto, que luego de un fin de semana de declaraciones y un día de descanso junto a los reyes, el matrimonio regrese a Washington sin más ni más.

Para tener una constitución que garantiza la igualdad de todos los ciudadanos ante la ley, es un poco extraño que no se solicite ni una sola medida cautelar en cuanto a ese imputado. No decimos culpable, decimos imputado. Lo mismo que decimos cada vez que se comenta un caso en que se investida un delito.

Veremos como sigue, pero por ahora la comunicación de los hechos por parte de la familia real, es mala.