Belleza

El culto de la apariencia (I)

Los seres humanos somos animales esencialmente sociales. Es nuestra naturaleza querer ser aceptados y en lo posible valorados, por los demás humanos. No es ni bueno ni malo, así es como es. El punto es que en esa búsqueda de aceptación del entorno social, que puede ser más o menos amplio, se puede perder un poco las perspectivas y cometer errores peligrosos.

Un punto potencialmente peligroso es basar esa aceptación en la apariencia y sobretodo cuando la apariencia buscada contradice la naturaleza. Querer ser siempre jóvenes y hermosos es algo absolutamente entupido, aunque anualmente miles de personas gastan millones de euros en esa quimera cada año en todo el mundo. No en resolver problemas realmente serios, simplemente en parecer más jóvenes y lindos.

Los medios alimentan en parte esa idea, pero no son los causantes. Los medios reflejan, aunque no inocentemente, lo que la sociedad quiere. No son ni los culpables ni son inocentes completamente.

Imagen: wikio.es