BellezaSalud

El coco, un insustituible

Que la salud y la belleza van tomadas de la mano es algo que en este sitio siempre hemos remarcado, además también es una verdad a voces que hay cantidad de productos naturales que nos brindan todo lo necesario para una óptima salud y una belleza fresca e impactante. Hoy veremos uno en especial que nos aporta una gran cantidad de beneficios cosméticos, nutritivos y medicinales, estamos hablando del coco.

El coco, una fruta de un sabor y un aroma realmente exquisitos, es además muy nutritivo; de él se consumen su agua y su carne, de las que se obtienen leche, manteca y aceite, con lo que nos permite realizar un sinfín de riquísimos platos y, también, se fabrican una gran cantidad de cosméticos.

Veamos pues las propiedades de esta fruta tan completa:

- Propiedades suavizantes: lo que lo convierte en un favorito para fabricar bronceadores, champúes, jabones, cremas y bálsamos labiales.
- Vitaminas y sales minerales: con el agua de coco se reconstituye la flora intestinal, previene los trastornos gastrointestinales y es una bebida re-hidratante natural.
- Diurética: la leche de coco es ideal para aquellas personas que sufren retención de líquidos, además tiene un alto contenido de fibras por lo que es un magnífico laxante natural.
- Magnesio, calcio y fósforo: su carne contiene todo esto por lo tanto es ideal para fortificar las uñas, el cabello y los dientes; además de prevenir las manchas en la piel.
- Propiedades sedantes: ayuda a equilibrar el sistema nervioso y controla la ansiedad.
- Vitamina B, potasio, calcio, sodio y otros minerales: su agua contiene todo esto con lo que su consumo ayuda a restaurar los electrolitos que perdemos en los días de calor excesivo.

Además ayuda a eliminar los parásitos. De todas formas, y a pesar de sus incontables beneficios, no es aconsejable su consumo en personas con dolencias cardiovasculares o aquellas que estén bajo una estricta dieta para bajar de peso.