Complementos

Claves para elegir el cinturón perfecto

Claves para elegir el cinturón perfecto

Si eres una gran amante de la moda y te encanta tener el armario repleto de ropa, zapatos y complementos, es muy probable que dispongas de un cinturón para cada tipo de prenda.

Y es que nos encontramos ante un complemento que añade color a tu guardarropa, hace que los pantalones no queden más bajos de lo que deseamos y adornan cualquier tipo de look.

Sin embargo, a la hora de elegir un cinturón no solo deberás atender a tus gustos y llevarte el que haya captado tu atención debido a su belleza, sino que será muy importante que, antes de comprar uno de estos complementos, descubras cuáles son los cinturones que mejor te sientan según tu tipo de cuerpo con el fin de dar en el clavo y estar siempre guapísima.

Así que, si deseas lucir los accesorios más idóneos para tu figura sin renunciar a la moda, no te pierdas los consejos que te ofrecemos desde Blog Ellas.

Un cinturón para chicas con poco pecho

Si tu busto no es especialmente grande y quieres aumentar visualmente su tamaño, los cinturones que se colocan justo encima de la cintura no podrán faltar en tu armario, especialmente si los combinas con faldas y vestidos. Sin embargo, si tus senos son bastante prominentes lo mejor será que los descartes si lo que buscas es estilizar tu figura.

Un cinturón para chicas muy altas

¿Eres una mujer muy alta y quieres disimular tu estatura utilizando los complementos adecuados? En ese caso, los cinturones que se colocan en el área de la cintura se convertirán en tus grandes aliados, ya que, al dividir la figura en dos partes, equilibran el cuerpo de las chicas más altas. No obstante, huye de ellos si eres bajita, ya que, si los utilizas, parecerás todavía más pequeña.

Un cinturón para las chicas con caderas anchas

Cuando una mujer tiene las caderas anchas, los cinturones muy finos resultan idóneos para afinarlas y disimularlas, por lo que, si este es tu caso, no te olvides de adquirir los cinturones más discretos cuando vayas de compras. ¡Podrás presumir de un cuerpo diez!