Belleza

El cambio radical con el que siempre has soñado al alcance de tu mano

CHICA-SENTADA

Estamos acostumbrados al todo incluido cuando nos vamos de vacaciones a un resort o a la barra libre cuando estamos de celebración pero nunca nos lo habían ofrecido cuando se trata de hacer el cambio radical que todos soñamos. ¿Te imaginas un todo incluido para acabar con las cartucheras, la barriguita de más, la celulitis, la flacidez abdominal, la grasa acumulada y un sin fin de cosas más que te gustaría cambiar pero que te parece imposible, inalcanzable? Es lo que nos ofrecen en los Centros Médico Estéticos Cristina Álvarez con su Cambio radical. “En tan solo 18 semanas te proponemos un plan personalizado con el fin de conseguir que cumplas los objetivos que siempre te has planteado pero que nunca te has atrevido a poner en práctica. Son muchos los clientes que suelen hacerse tratamientos concretos en zonas determinadas y luego empiezan a trabajar otras zonas. Lo que aquí les proponemos es que, en tan solo 4 meses, pierdan el peso soñado, a la vez que remodelan y acaban con la flacidez y con todos los problemas estéticos que les preocupan.” Nos comenta Cristina Álvarez la directora de los centros.

Un diagnóstico médico personalizado es el punto de partida. Un analizador corporal se encarga de determinar nuestra composición corporal, el peso, la masa ósea, grasa y el agua corporal así como la masa libre de grasa. De esta manera te hacen un diagnóstico muy preciso de la obesidad, del índice de masa corporal y del control entre músculo y grasa. Con el resultado se establece un plan personalizado. Es como un anillo hecho a medida y es entonces cuando empieza el camino hacia el cambio radical.

Un plan corporal integral, médico y estético, que incluye toda la aparatología y los tratamientos con los que cuentan los centros, incluyendo el deporte ya que incorpora  sesiones pautadas de electroescultura, deporte guiado y combinado con chalecos de electroestimulación corporal.

“Los resultados son de impacto desde las primeras sesiones, y nos adaptamos al diagnóstico previo obtenido y a la disponibilidad de cada paciente.” –comenta Carlos Gómez Zanabria, uno de los médicos estéticos con los que cuenta el equipo. “El plan de alimentación que planteamos no consiste necesariamente en una dieta estricta sino en una reeducación alimentaria. Es la mejor manera de que nuestros pacientes mejoren su calidad de vida y su estado no solo físico sino también emocional.”

Y no puedo evitar preguntarme, ¿sin pasar por quirófano? Y me contestan, “Así es, sin cirugía”. Muchos de nuestros pacientes no se atreven a pasar por un proceso postoperatorio y con Cambio Radical conseguimos los mismos resultados que en muchos tratamientos con cirugía pero sin sus inconvenientes.”