Relaciones

El amor verdadero, sus 4 grandes secretos

amor, vector

Hay una buena noticia: el amor verdadero existe. Pero no se trata de ese amor estereotipado de príncipes azules, besos salvadores y princesas vestidas de rosa esperando ser rescatadas de un mundo injusto.

El amor verdadero es más bien un amor trabajado por dos personas tan imperfectas como cualquier otro ser de este planeta, pero dispuestas a lograrlo.

Veamos pues cuales son las grandes verdades para alcanzar este amor verdadero, pero no perfecto:

- El amor cambia: tanto o más que la vida misma, las relaciones están en constante movimiento y eso es lo que las hace crecer y desarrollarse sanas y fuertes. Cada persona requiere de esos cambios, una vida estancada es una vida que se arruina en varios aspectos. En el amor verdadero siempre se encuentra la forma de fluir a pesar de los obstáculos. Por eso las personas que le temen a los cambios suelen sufrir muchos desencantos amorosos porque en realidad son ellos los que no están dispuestos a vivir lo que es un amor verdadero.

- Se puede vivir sin el otro: esta frase no parece representar a un amor verdadero, sin embargo lo hace, ya que cuando realmente amas te das cuenta que puedes extrañar mucho a la otra persona, que deseas pasar mucho tiempo con él ya que eso te hace feliz, pero sin embargo puedes aceptar perfectamente que esa persona no esté. Se puede vivir sin el otro y eso no implica pérdida del amor.

- No debes saberlo todo sobre el otro: todos confiamos en la persona que amamos, pero no es necesario que el otro sepa todo sobre nuestro pasado ni nosotros sobre el suyo. Y esto no significa que escondamos algo sino que cada uno tiene derecho a preservar partes de su vida si eso lo hace sentir más cómodo. Nada que se haga por obligación dará buenos resultados.

- El amor no es cosa fácil: nadie dijo que sería un lecho de rosas, o mejor dicho que esas rosas no tendrían espinas. El amor verdadero es fantástico pero para eso hay que construirlo día a día. El amor verdadero no es el amor ideal y perfecto, es el que sabe aceptar momentos maravillosos y momentos malos. Lo importante es saber afrontarlos y seguir adelante.

  • Sydney

    Excelente blog, me encanta!

  • Fernanda

    Me gusto estos pasos son de suma importancia Gracias. :)