Belleza

¡El acné vuelve a los 30!

acné vuelve a los 30

La adolescencia es el periodo por excelencia para las espinillas y los granitos. El principal problema de estas imperfecciones, en la mayor parte de los casos, no pasa de ser un asunto estético que puede minar la autoestima, y son pocos los casos en los que el acné puede ser doloroso.

Este problema tiene origen en los cambios hormonales que se producen en la adolescencia, pero, lo mejor de todo es que en la mayor parte de los casos desaparece de forma espontánea para siempre… o no.

Tener acné a los 30 años

Si creías que el acné era un problema del pasado una vez superados los 20, malas noticias: ¡El acné vuelve a los 30! No es un descubrimiento reciente, pero, lo cierto es que los niveles de contaminación en las ciudades, el tipo de alimentación y, hasta el estrés han favorecido el aumento en el número de jóvenes en torno a los 30 años que muestran acné más o menos severo.

Pero, si tienes una espinilla o un brote ¡nada de preocuparse! Porque lo mejor de todo es que ahora ya cuentas con algo de experiencia a la hora de lidiar con granitos

Así que, en primer lugar, los consejos básicos ya están adquiridos: limpieza diaria con un jabón específico, un tónico y una crema. Ahora existen algunas que cuentan con activos para pieles grasas con zonas secas, e incluso las hay con un toque de color, de esta forma, se pueden conseguir varios efectos con una sola crema. Si se usa maquillaje, debe ser de tipo no comedogénico.

Por supuesto, evitar quitarse una espinilla presionándola es un consejo básico, ya que así solo se pueden conseguir tres cosas: infectar la herida, producir una herida visible y antiestética y, en el peor de los casos, dejar una marca permanente en el rostro.

Determinados alimentos o hábitos favorecen la aparición de acné, y más a los 30 años, así que si en la juventud tenías algún “prohibido” porque te producía granitos, puede que evitarlo sea una buena idea… Y, por supuesto, si observas reacción ante otros productos que consumas, serán mejor que no los tomes en un tiempo. Por cierto: la aparición del acné a los 30 años puede estar relacionada con el desarrollo de ciertas intolerancias alimentarias.

Y una buena noticia…

Con un poco de paciencia y mucho cuidado, el acné a los 30 pasará muy pronto a ser algo anecdótico. Además, has de tener en cuenta que si tienes espinillas, probablemente tardarás más en ver las primeras arrugas.