Mamás

Educación vial: un juego de niños

educación vial

Mirar a izquierda, derecha e izquierda antes de cruzar, esperar a que el semáforo este en rojo o utilizar el carril bici solo para circular con bicicleta son normas de tráfico sencillas y que todos, incluso los más pequeños deberían conocer y aplicar.

Pero, en ciudad no siempre es fácil recordar estas normas y, lo peor no es solo el incumplimiento de las normas de Educación Vial, sino que se puede poner el peligro la propia seguridad y la de otras personas. Así que, nada como una divertida propuesta lúdica para que toda la familia, incluidos los peques, aprendan algunas normas básicas sobre seguridad vial.

Un juego que ayuda a comprender las normas de tráfico

La Fundación Maphre ha desarrollado un divertido juego interactivo acerca de la Seguridad Vial y pensado para niños de entre 6 y 11 años. El juego online permite elegir entre varios modos de juego – peatón, autobús, bici, coche o monopatín – y cuenta con varias pantallas con niveles que aumentan en dificultad a medida que el jugador avanza.

En las distintas pantallas del juego el niño aprenderá normas básicas de seguridad antes de montar en bicicleta o en patín, aspectos importantes de seguridad en carretera, cómo ir por el carril bici o como comportarse ante las señales de tráfico más comunes que se pueden encontrar en la ciudad.

Educación vialLa Educación Vial es algo muy serio, por ello, es mejor aprender sobre ella de forma divertida y segura. Mediante la divertida propuesta de la Fundación Maphre, el pequeño comprenderá la importancia de su seguridad mientras pasea por la ciudad, mientras circula en bicicleta con su familia o cuando va sobre el monopatín con sus amigos.

Para jugar en casa o en el colegio

Nada como una actividad lúdica y didáctica para que el pequeño tome conciencia de la importancia de la seguridad vial. Por ello, a partir de este juego interactivo se pueden desarrollar muchas actividades que refuercen la compresión y el interés de los niños por su seguridad y la de su entorno.

Porque la Educación Vial es algo serio, mejor que los riesgos los corran de forma virtual.