Salud

Educación para el consumo: alimentos funcionales (II)

los-nuevos-alimentosii-alimentos-funcionales

En la entrega anterior hablamos de la importancia de conocer mejor los productos que compramos para el consumo de nuestras familias, y comenzamos abordando el tema de los alimentos transgénicos. Ahora hablemos de…

  • Los alimentos funcionales

Este concepto se desarrolla en Japón en la década de los 80 frente a una necesidad de reducir el alto costo de los seguros de salud, que aumentaban por la creciente necesidad de proveer una cobertura a una población cada vez de mayor edad. Para poder controlar los gastos sanitarios que se generan frente a la mayor expectativa de vida de la población anciana, y también había que garantizar una mejor calidad de vida.

Son cualquier alimento en forma natural o procesada que además de sus componentes nutritivos contienen adicionales que favorecen la salud, el estado mental y la capacidad física de las personas.

Se consumen como parte de una dieta normal. Contienen componentes biológicamente activos ofreciendo beneficios y reduciendo el riesgo de sufrir enfermedades.

Es conveniente aclarar que estos alimentos no curan enfermedades o alteraciones por sí solos, son una opción más a tener en cuenta. Además hablamos de su consumo en una dieta equilibrada.

En la próxima entrega veremos algunos de los alimentos modificados.

Imagen: fundación-antama

  • Marta_sg83

    Hola!!
    Como aportación personal al tema de los alimentos funcionales querría añadir una pregunta ¿Sabemos realmente lo que comemos? ¿Qué aporte vitamínico tiene? La contestación no es tan sencilla, las empresas en nuestro país no están obligadas a verificar lo que prometen en sus etiquetas, salvo sus ingredientes. Los estudios no son del todo concluyentes, en algunos casos. El problema reside en diferenciar cuáles son los alimentos que sí nos ayudan a estar más saludables. El organismo es único en cada uno de nosotros, y los alimentos que para algunos son altamente eficaces, para otros son nocivos. Debemos tener en cuenta que desechamos todo aquello que nuestro cuerpo no considera necesario, con lo que no por tomar una gran cantidad de productos considerado saludable vamos a asimilar todos sus nutrientes. Por tanto, nos conviene detectar que alimentos tienen una composición beneficiosa para nosotros, haciendo un análisis químico de nuestro cuerpo. Eso nos ayudaría a dirigir mucho más nuestros consumos que la publicidad.
    Un saludo.