Belleza

Drenaje linfático: belleza y salud en un solo tratamiento

lymphatic drainage massage

El drenaje linfático es una técnica que fue descubierta por el doctor Vodder a principios del siglo XX y que se ha convertido en todo un hit en el universo de la salud y en los mundos de la belleza, ya que cada vez son más las mujeres que se animan a beneficiarse de sus propiedades.

De hecho, el drenaje linfático se encuentra dentro de las adicciones de las famosas, quienes se someten a tratamientos de lo más diversos para estar bellas y poder lucir toda clase de prendas al contar con un cuerpo de infarto.

Pero, ¿en qué consiste esta técnica? Pues en movilizar los líquidos del cuerpo para que este pueda eliminar con mayor facilidad las sustancias tóxicas. De este modo, se evita la retención de líquidos y, por ende, la aparición de la temida celulitis.

Además, el drenaje linfático también es perfecto para mejorar el aspecto del cutis, ya que, al realizarse mediante suaves masajes, favorece la circulación de la sangre y acaba con las bolsas y las arrugas presentes en el rostro.

Por otro lado, es importante destacar que, si tienes acné y ya no sabes qué hacer para acabar con los dichosos granitos, el drenaje linfático te ayudará a presumir de una tez lisa y sin imperfecciones al contribuir a la eliminación de los granos y los puntos negros.

No obstante, el drenaje linfático no solo resulta tremendamente útil para conseguir una dosis extra de belleza, sino también para mejorar el estado de salud al tener un gran poder relajante y debido a que fortalece el sistema inmunológico.

Es por ello que, hoy en día, pueden encontrarse multitud de centros de estética en los que profesionales del sector se encargan de poner en práctica las técnicas propias del drenaje linfático con el fin de ayudar a todas las mujeres a gozar de un rostro y un cuerpo perfectos.