Sex and Life

Dispositivos intrauterinos

Finalizando las entregas sobre los métodos anticonceptivos, hoy vamos a tratar los dispositivos intrauterinos. Se pueden dividir en:

  • los inertes, son de plástico y sólo se colocan en mujeres alérgicas al cobre o que no pueden recibir lipes, espiral que se estira una vez que se introduce en el útero. En la actualidad prácticamente ya no se utiliza.
  • los bioactivos: estos, además de funcionar como cuerpo extraño en el útero, liberan sales de cobre que mejoran la eficacia y eficiencia del anticonceptivo.
  • los dispositivos o endoceptivos liberadores de hormonas, que son los más avanzados. Siguen funcionando como cuerpo extraño, pero tienen además una tecnología más avanzada que libera una hormona: progesterona. Se va a ir liberando esta hormona de a 20 microgramos por día durante cinco años. Funciona mediante el espesamiento del moco cervical y el atrofio del endometrio, que es reversible. Esto reduce el sangrado y protege contra el cáncer de la matriz uterina, sobre todo después de los 40 años.

Este dispositivo puede tener algunos inconvenientes como por ejemplo el aumento en el sangrado y dolor en las menstruaciones, pero la ventaja es que siempre está ahí. Esto evita el error en la manipulación, es más cómodo y, en el caso que se tenga múltiples relaciones en un día, no es tan complejo como podría ser el uso del diafragma o preservativo. Otra gran ventaja que tiene es que tanto el usuario como la pareja no tienen que interactuar con el método anticonceptivo al momento de mantener la relación sexual.