Complementos

Diademas de flores: Así se hacen

Beautiful girl wearing a wreath of flowers on a white background.

Un accesorio muy común ahora en verano son las diademas de flores. Las puedes utilizar tanto si tienes una boda, como si acudes de forma más informal a otro evento, también la puedes combinar con tu atuendo. Tal ves no sepas dónde puedes adquirir una buena diadema de flores o al menos una que conjunte con el atuendo que piensas llevar. No te preocupes porque te vamos a enseñar a elaborar la tuya propia.

Lo primero que debes comprar es un alambre muy fino. Cuando lo tengas, redondéalo y pruébatelo para ver si has logrado crear un aro del mismo tamaño que tu cabeza. Tienes dos maneras de darle forma al aro o hacerlo con los dedos o con los alicates. Ésta última te costará un poco más si no cuentas con demasiada maña, si bien te quedará una base de la corona mucho más profesional que si lo hubieses hecho con los dedos.

A continuación, tendrás que disimular el alambre para que no se vea cuando coloques en él las flores. Puedes hacerlo con una cinta que sea del mismo color que las flores para disimularlo mejor. De momento no te preocupes por cómo vas a conseguir que el forro se quede bien pegado al alambre.

Una vez hayas hecho los pasos anteriores, busca las flores que quieres poner en la diadema. La mejor opción es que optes por flores artificiales para evitar que se marchiten muy pronto y conseguir que la diadema te dure por más tiempo. Aunque si buscas darle un toque muy especial, coge flores naturales que tengan un buen perfume y colócalas ahí, ya verás qué buena fragancia va dejando.

Escoge flores de distintos tamaños para que le den algo de vida a la diadema. Luego empieza a hacer pequeños ramos con ellas y a cubrirlas con la cinta con la que piensas forrar la diadema. Para sujetar la cinta, usa un poco más de alambre.

Repite el mismo procedimiento hasta completar toda la diadema. ¡Mira qué bien ha quedado!