Salud

Detectar y prevenir las manchas solares

Manchas solares en el rostro

En la época de verano y primavera, la mayor exposición de nuestra piel ante el sol puede ocasionar la aparición de diferentes tipo de manchas. Saber diferenciar los tipos de alteraciones en la piel, detectar y prevenir las manchas solares, es muy importante para prevenir problemas mayores, y para evitar el aspecto molesto y antiestético que suponen.

Las manchas solares aparecen en la piel, sobre todo en zonas más sensibles como el rostro, el escote o las manos, por una prolongada exposición al sol sin la protección adecuada. Es necesario proteger siempre en condiciones nuestra piel frente a los rayos solares directos, ya que las manchas no sólo pueden esconder un problema estético, sino también de salud.

La exposición al sol de nuestra piel hace que la melanina, el pigmento encargado de dar color, se estimule, e incluso se altere su producción. Cuando nos excedemos en la exposición al sol, se ocasionan lesiones en la producción de melanina, apareciendo manchas oscuras.

Existen dos tipos de manchas solares:

1. Léntigos; aumento de la producción de células de melanina, sobre todo el rostro, manos, escote y espalda. Aparecen manchas oscuras de forma crónica, que difícilmente desaparecen, manteniéndose estables sin aumentar de tamaño ni de color.

Son más frecuentes en las pieles claras, y pueden aparecer igualmente en hombres y mujeres.

2. Melasmas; las células de melanina no aumentan en número, pero sí producen más pigmentación por mayor producción de melanina. Ocurre sobre todo en la cara, frente y mejillas, en mujeres que sufren cambios hormonales y que prolongan demasiado la exposición al sol.

Son más frecuentes en pieles morenas, dónde se aprecian más estas manchas. En invierno, al aclararse la piel, pueden camuflarse, pero al broncearse de nuevo la piel, vuelven a aparecer.

La única forma de prevenir la aparición de manchas solares en la piel es protegiéndola bien del sol. En el día a día, es necesario usar protección solar con un factor adecuado para el tipo de piel, sobre todo en zonas más expuestas.

En los días nublados también es imprescindible usar protección solar, e igualmente hacer en invierno y en días fríos en los que expongas tu piel al sol.

Utiliza también gorras y sobreros, que son accesorios de los más trending esta temporada, y te ayudan a proteger la belleza de tu rostro evitando que el sol provoque la aparición de las antiestéticas manchas.