Cotilleos

Denuncian a Argentina ante la OMC

Judge's gave

El gobierno argentino tiene las cosas cada vez más complicadas, pero no parece demasiado preocupado por el tema. El último capítulo de la novela de las malas relaciones de Argentina contra el resto del mundo ha sido protagonizado por la Unión Europea, que ha denunciado a Argentina frente a la Organización Mundial de Comercio.

Contrariamente a lo que muchos puedan pensar, no ha sido por la expropiación de Repsol YPF, sino por las prácticas proteccionistas que están afectando muy seriamente el comercio con ese país, con el total y absoluto incumplimiento de compromisos contraídos.

Y el problema no es solo con países europeos o del primer mundo. Las relaciones con sus vecinos cercanos se ven cada vez más comprometidas por la misma causa. Sin ir más lejos, con el pequeño y vecino Uruguay el encarnizamiento del gobierno de Cristina Fernández es feroz. Contrariamente a su discurso de una Latinoamérica unida, en la realidad las cosas no funcionan así. Hoy, por ejemplo, han dictado nuevas normas que complican seriamente el turismo de argentinos fuera de su país. Eso para Uruguay es un problema serio.

El discurso desafiante del gobierno parece dar buenos resultados en la interna  y cada vez peores en el contexto internacional. No queda claro si de verdad son completamente concientes del nivel de problemas al que su gobierno los conduce, dado que el apoyo interno aún se ve muy fuerte.

Los gobiernos populistas como este tienen esta clase de conductas. El punto es actuar con ellos dentro de un marco legal, pero dejándolos por fuera del comercio entre quienes si cumplen los compromisos contraídos.