Cotilleos

La venganza de la dentista despechada

Female Patient Examined By Dentist

Si no fuera que el hecho es real y que refleja una realidad muy cruel, parece el argumento de una película. No lo es, la violencia de algunos seres humanos llega a límites increíbles. Los hechos ocurrieron en Polonia y la protagonista es una dentista cuyo novio decidió dar por terminada la relación. Para cualquiera es algo triste, requiere de un duelo más o menos prolongado de acuerdo a la duración de la relación y no mucho más. Para otras personas, la peor de las violencias de desata por el despecho.

La dentista de 34 años planificó una venganza muy cruel. Citó a su ex para resolver algunos temas que aún tenían en común  y en esas circunstancias procedió a sedarlo. Una vez dormido, procedió a extraerle todas y cada una de las piezas dentarias.

Cuando el ex novio, de 45 años, recobró el conocimiento, notó que tenía una venda en la boca  y ni un solo diente. La dentista le dijo que consultara porque había tenido algunas complicaciones en el procedimiento, por lo que era necesario evaluar las encías.

En este momento enfrenta cargos por los que puede pasar 3 años en prisión.

El hecho nos recuerda a cuando un hombre arroja ácido en la cara de una mujer que lo ha rechazado, algo relativamente frecuente en algunas culturas. No implica matar a la persona pero si producirle lesiones muy serias en lo estético.

Para el daño producido tres años parece una pena relativamente corta, ya que perder todas las piezas dentarias es un problema no menor.