Relaciones

Dejar a los niños con los abuelos en verano

Abuelos jugando con los nietos

Los abuelos pueden ser una gran ayuda para los padres en verano, cuando los pequeños no tienen colegio, pero los padres aún tienen que acudir al trabajo. Otra opción cuando los abuelos no viven en la misma ciudad que los niños, es dejar a los niños con los abuelos en verano durante las vacaciones; una forma de que los abuelos disfruten de la compañía de sus nietos, y de que los padres puedan tener unos días a solas.

A la mayoría de los abuelos les encanta quedarse al cuidado de sus nietos y disfrutar de su compañía. Una opción muy socorrida para los padres es acudir a los abuelos para que cuiden a los pequeños durante las vacaciones, y en algún que otro momento, los abuelos pueden quedarse varios días con ellos para que los padres puedan tener sus propias vacaciones sin preocuparse de los niños.

Antes de pedir a los abuelos que se queden día y noche con los pequeños, debemos preguntar a éstos qué les parece la idea, ya que no debemos obligar a los abuelos a que cuiden a los niños si no se sienten con energía o ánimos para hacerlo.

Cuidar de los niños, darles atención y seguir la marcha que tienen algunos de ellos, puede ser realmente agotador para las personas mayores. También el cuidado de bebés demasiado pequeños puede ser un trabajo demasiado excesivo para algunos abuelos que ya no tienen edad para estar pendientes de las muchas necesidades de los bebés.

Es necesario tener en cuenta la edad de los niños, las necesidades, y la actividad física diaria que tienen, al mismo tiempo que la edad y las capacidades de los propios abuelos, ya que tienen que coordinarse ambas partes para que no haya peligro de que ocurra ningún problema a los abuelos ni a los pequeños.

Si los abuelos son jóvenes y con mucha capacidad, pueden cuidar sin problema a niños a partir de 5 añitos de edad, que ya son de lo más independientes y no causarán problemas a los abuelos. Pero si los abuelos están mayores, y los niños son demasiado pequeños y suponen una gran responsabilidad, quizás no podamos dejarlos con los abuelos durante muchos días, pero sí podríamos pedir su ayuda durante una o dos noches para que los papás puedan salir a disfrutar de una cena o una noche a solas.