Belleza

Pestañas sanas, pestañas más hermosas

Las pestañas no son solo un elemento decorativo de nuestro rostro, como cada parte de nuestro cuerpo cumplen una función, y esta es específicamente proteger nuestros ojos de todo agente externo que pueda perjudicarlos. De toda forma no está de más reconocer que unas buenas pestañas nos dan una mirada intensa y sensual que le dará a nuestro rostro un halo de misterio y sofisticación.

Además cuanto más sanas las tengas mejor van a lucir, y para esto no basta con maquillarlas con un poco de rímel; ellas también tienen un cuidado específico que la mayoría de las mujeres desconocen. Veamos pues algunos consejos al respecto.

1- Diariamente tómate el trabajo de peinarlas con sumo cuidado a fin de eliminar toda partícula de polvo que se pueda haber adherido a ellas; esto además las irá curvando progresivamente. No abuses de esto, solo debes hacerlo una vez al día.

2- Nunca dejes de demaquillarlas, eliminando todo resto de máscara; si no lo haces el rímel las resecará y esto las vuelve quebradizas y frágiles. Si es posible usa demaquillantes que también tengan aceites como el de almendras, esto le dará una mayor hidratación y nutrición.

3- Si las notas resecas, se te caen en exceso o pierden el brillo usa una máscara regeneradora de pestañas; colócala por la noche para que haga efecto en tanto que descansas. También puedes usar aceite de oliva con un bastoncillo o un poco de vaselina; esto actuará durante la noche hidratándolas y nutriéndolas profundamente.

Finalmente utiliza el maquillaje correcto, esto es: pasa el rímel primero en las puntas de las pestañas curvándolas haciendo un movimiento de zigzag. Luego aplica el rímel en el resto de las pestañas desde la base hasta las puntas, pasándolo lentamente para que se impregne mejor. Pasa el peine de pestañas para separarlas y finalmente puedes recurrir al rizador para darle más forma y volumen.