Salud

¿Cuantos diferentes tipos de colchones hay?

Descanso

Seguro que en alguna ocasión te has plateado comprar un colchón nuevo a la hora de mudarte o comprarte tu primera vivienda. No es una cuestión que se deba resolver a la ligera en cuanto que el descanso es fundamental si quieres tener un día provechoso.  ¿Pero qué colchón es el mejor?

Posiblemente hayas odio a tus amigos y amigas que este u otro colchón es el mejor de todos. Todos son expertos en el descanso y en los colchones. Y posiblemente así sea si ya han visitado y probando antes que tu todos los establecimientos que venden colchones en Madrid. Pero si quieres ser un “experto” también en colchones, aquí tienes una clasificación de tipos diferentes de colchones que te puede ayudar a mantener el tipo en estas conversaciones con tus amigos y amigas.

Resumidamente aquí tienes una pequeña clasificación:

Colchón de lana.  La lana se metía a presión por cada cámara hasta lograr un colchón con superficie uniforme. Ya no se usan este tipo de colchón.

Colchón de plumas. Muy apetecidos por sus especiales cualidades de resistencia o flexoelásticas.  Posee cualidades térmicas que lo hacen muy apreciados en los climas fríos.

Colchón de aire. Si se llenan con aire completamente al límite, resultan colchones algo duros y de cierta resistencia.

Colchón de materiales vegetales. Muy usados en las culturas de Japón, China y Corea, son colchones muy delgados a base de fibras naturales como el tatami, la totora, y el arroz. No tienen resistencia y brindan una escasa cualidad flexoelástica al cuerpo en reposo.

- Colchón de muelles. Su núcleo consiste en una carcasa de muelles fabricados con alambre. La carcasa se suele proteger mediante un manto de fibras a la que se puede añadir una plancha de espuma de poliuretano.

Colchón de agua. Su uso está muy poco extendido debido a su peso (1 a 2 t). Consta de un conjunto de módulos estancos rellenos de agua. El primer colchón de agua apareció ya en el 3600 a. C. en Persia.

Colchón de látex. El látex se consigue gracia a espumar el líquido obtenido del árbol Heveas Brasiliensis de Malasia. Dispone de orificios que permiten la circulación del aire y que se distribuyen de manera desigual sobre la superficie para crear diferentes zonas de confort. El látex se adapta al cuerpo de manera más uniforme que los muelles. Existen varios tipos de látex de lo que depende la calidad del colchón. El sintético, el mezcla y el natural. En España permite etiquetar a los dos primeros tipos de látex como Látex 100%, lo cual habitualmente lleva a engaño ya que se trata de productos que son sintéticos en su mayor parte.

Colchón de espuma. Se compone de un bloque de espuma de poliuretano de densidad variable.

Colchón de espuma viscoelástica. El material viscoelástico (poliuretano flexible) fue desarrollado por la NASA con unas propiedades únicas e innovadoras para aliviar la presión del cuerpo.

Colchoneta. El proceso de fabricación es similar al de un colchón pero con una carcasa más baja y economizando el número de componentes utilizados. Al igual que éstos puede ser de espuma, muelles, látex, etc.

Colchones especiales. Algunos colchones requieren especiales características de fabricación por imposición legislativa o requisitos de uso. Por ejemplo, los de las prisiones o transporte público (coches-cama) se fabrican con materiales ignífugos.

Colchones para bebes. El colchón de viscoelástica es adecuado para el descanso de nuestros bebés. Con ello se elimina el riesgo de que sufra el síndrome de la cabeza plana o Plagiocefalia.

Colchones sanitarios y antiescaras inflable. Las bolsas de aire se inflan y se desinflan alternadamente con la ayuda de una bomba de aire eléctrica.

Bueno, ya sabes un poco más de colchones de lo que sabias antes. Seguro que ahora puedes tener una conversación un poco más decente con tus amigos cuando surja el tema de que colchón es el mejor para dormir. Saludos!

Etiquetas: