Relaciones

Cuando la rutina ahoga al amor

rutinaLa rutina es uno de los factores que más influyen a la hora de terminar una relación. Eso que suele llamarse “acostumbramiento” o “aburrimiento” es lo que todos conocemos como una serie de hábitos que repetimos día tras día hasta sentir que hemos asfixiado al amor que una vez nos unió con tanta pasión.

Aunque muchos utópicos piensen que al amor no hay forma de destruirlo, lo cierto es que cualquier relación, incluso la más sincera, puede sufrir el desgaste propio de la rutina y el estancamiento, dos influencias que todo lo que logran es llenar a la pareja de dudas ante la pérdida del encanto y la magia que existieron en un principio.

Llegado a este punto de agobio por causa de la rutina es muy difícil volver a comenzar, pero no es imposible. Toda pareja puede recuperar ese amor que un día se tuvieron y que los empujó a planificar juntos una vida llena de ilusiones y proyectos en común. Todo dependerá del esfuerzo que cada uno ponga por librarse de las pesadas cadenas que los atan a las conductas mecánicas y pongan en práctica aquellas cosas que les sirvan para resurgir como amantes: creatividad y sentido del humor serán indispensables en esta etapa.

También está la opción de recurrir a un terapeuta y pedir ayuda a alguien especializado en el tema.

Y tú, ¿cómo te llevas con la rutina y la pareja?

Fuente e imagen: femeninas