Salud

¿Cuándo hay que hacerse la primera mamografía?

Doctor Assisting Patient Undergoing Mammogram

La mamografía es el sistema más eficaz que tenemos en la actualidad para detectar la presencia de un cáncer de mama y poder acabar con él antes de que se propague por el resto del cuerpo.

Sin embargo y debido a la controversia existente sobre cuál debe ser la edad ideal para que las mujeres nos sometamos a nuestra primera mamografía ha provocado que la pregunta que aparece en el atular de este post ronde las mentes de multitud de personas.

Y es que, aunque como ya te he comentado antes la mamografía es la mejor técnica que existe para detectar el cáncer de mama de un modo precoz, ni tan siquiera los propios expertos en la materia se aclaran cuando intentan decidir cuál es la mejor edad para que esta prueba médica forme parte de nuestras vidas.

Sin embargo, la gran mayoría de los facultativos coinciden en que la mejor edad para hacernos la primera mamografía se sitúa en torno a los 40 años y que sería conveniente realizarla de forma anual para tener controlado el cáncer de mama y, en caso de que apareciera, poder extirparlo lo antes posible y volver a gozar de una buena salud en tan solo unos pocos meses.

Es probable que, en este momento, estés pensado en esa amiga que fue a hacerse una mamografía con 40 años y a la que le dijeron que volviera un tiempo más tarde debido a que era demasiado joven o que, incluso, estés recordando un caso similar que tuvo lugar en tus propias carnes. ¿El motivo de que cada médico asegure que es necesario realizar la primera mamografía a una edad distinta? Según muchos expertos, esta extraña controversia reside en la cuantía monetaria de la prueba, la cual es especialmente elevada y mucho más difícil de asimilar por las clínicas públicas que por las privadas.

Este podría ser, pues, uno de los motivos por los cuales los centros del Estado retrasan el momento de realizar este tipo de prueba.

Aun así, es importante que tengas en cuenta de que no solo cada clínica es distinta, sino que, además, cada mujer es un mundo y que, cuando no existen antecedentes de cáncer de mama, es posible retrasar un tiempo la realización de una mamografía, aunque también es cierto que prevenir siempre es mejor que curar. ¿Qué opinas tú?