Emprendedoras

¿Cuál es el idioma más difícil de aprender?

¿Cuál es el idioma más difícil de aprender?

Saber más de un idioma será prácticamente imprescindible si deseas convertirte en una gran emprendedora o si te apasiona viajar, ya que, en el primer caso, podrás ampliar los horizontes de tu negocio y transformarlo en una empresa internacional mientras que, en el segundo, los idiomas se convertirán en la forma más práctica de comunicarte con otras personas, ya que, con señas, al final todo se tergiversa y no aclaramos nada.

Sin embargo, en el mundo existen miles de lenguas distintas, algunas muy fáciles de aprender para los hablantes hispanos y otras que, en cambio, resultan de lo más complicadas.

Y, aunque hay personas que tienen la capacidad de aprender idiomas a través de cartas, fascículos o video tutoriales, lo que está claro es que hay que ser un verdadero lince para descubrirlo todo sobre el árabe, el idioma más difícil de aprender según se afirma en un estudio realizado por el Instituto de Servicio Exterior de Estados Unidos (Foreign Service Institute).

De hecho, para conocer el árabe, hablarlo y escribirlo es necesario invertir alrededor de 2.200 horas de aprendizaje, una cifra muy elevada, aunque, en mi opinión, era de esperar si tenemos en cuenta la complicadísima caligrafía que utilizan los hablantes de esta complicada a la vez que curiosa y enigmática lengua.

Otros idiomas de difícil aprendizaje

Aunque el árabe se sitúa en el primer puesto de este ranking, le siguen en dificultad otras lenguas que también parecen imposibles de aprender, como el chino cantonés, el chino mandarín, el japonés, el coreano, el finlandés, el croata, el húngaro, el checo, el turco y el vietnamita.

En el lado opuesto, no obstante, encontramos los idiomas que podemos aprender con mayor facilidad, donde hallamos el africano, el danés, el holandés, el francés, el italiano, el noruego, el portugués, el rumano, el castellano y el sueco. ¡Quién lo iba a decir! Yo pensaba que el rumano y el sueco eran imposibles.