Mamás

¿Crees que tu hijo puede ser hiperactivo?

Young excited boy kicking ball in the grass

Hay mamás que tienen niños que no están quietos ni un segundo y que dan muchísima guerra durante todo el día, lo que provoca que, al final de la jornada, las madres estén cansadísimas y no tengan nada de energía.

¿Te sientes de esta forma todos los días? En ese caso, existe la posibilidad de que tu hijo sea hiperactivo, algo que, aunque debe ser diagnosticado por un especialista en la materia, presenta ciertos síntomas comunes en todos los peques.

Todo le distrae

Cuando un niño es hiperactivo, le cuesta muchísimo centrarse en una tarea concreta, especialmente si esta es demasiado larga debido a que cualquier cosa le despista y provoca que pierda la concentración.

Conciliar el sueño

Los niños hiperactivos acostumbran a despertarse en mitad de la noche y les cuesta muchísimo dormir ocho horas seguidas sin ningún sobresalto.

Gran conversador

Si a tu hijo le encanta hablar y en muchas ocasiones no mide demasiado bien sus palabras soltando algún que otro comentario fuera de lugar, es posible que sea hiperactivo, ya que los pequeños que padecen hiperactividad hablan y hablan sin parar y sin pensar, en muchas ocasiones, que hay comentarios demasiado sinceros que deben guardarse en el interior.

No se está quieto

Los pequeños que se mueven sin cesar y corren de un lado para otro durante todo el día muchas veces son hiperactivos, aunque tampoco hay que olvidar que los niños niños son y juegan y se divierten. Por este motivo, no tienes que alarmarte si tu hijo es algo nervioso, ya que eso no significa que tenga que ser hiperactivo. No obstante, si consideras que cumple con todos los requisitos mencionados siempre puedes ponerte en manos de un especialista que te diga con total seguridad si tu hijo es hiperactivo y te ayude a encontrar una solución para que ambos podáis estar mucho más tranquilos.

  • Pingback: Las primeras pataditas del bebé | Blog Peques