Mamás

Costumbres que cambian: maternidad tardía

Depositphotos_33796067_m

Hay muchos factores que se han modificado socialmente, al menos en nuestro país, que hacen que se opte por una maternidad cada vez más tardía. El tiempo dedicado a los estudios, el afianzarse en un trabajo, hacen que el proyecto de maternidad se aplace cada vez más. No es ni bueno ni malo, es real.

Cuando el aplazamiento se debe a estos factores, hay algunas ventajas. La mejor preparación redunda en una situación económica mejor, lo que es una ventaja para el niño. No es que estemos destacando la importancia de tener un auto nuevo cada año, sino que tener las necesidades sanitarias, habitacionales y educativas claramente cubiertas.

Como desventaja, cuando se opta por buscar la maternidad en edades más avanzadas, los problemas de fertilidad son más comunes y las soluciones para estos, más complejas. Nos guste o no, el reloj biológico existe y hay que tenerlo en cuenta.