Salud

¿Cuidas tu colesterol?

Dentro de la Enfermedad Cardiovascular, encontramos que uno de los factores de riesgo más serio es el colesterol elevado, sin duda continúa siendo el factor de riesgo modificable más devastador para las personas.

Para explicarlo de manera sencilla y que todas podamos comprender, vamos a hablar un poco del colesterol. El colesterol es una grasa en sangre que proviene del colesterol de los alimentos y del propio que produce el organismo.

En el colesterol podemos distinguir dos fracciones:

  1. el HDL colesterol o colesterol protector y
  2. el LDL colesterol o colesterol perjudicial.

Para el HDL la propuesta es lograr valores elevados  en sangre, ya que su efecto es beneficioso en nuestro organismo. Lo recomendable es que este valor se ubique por encima de 45 mg% en sangre. Para el LDL  el valor  debería  rondar los 100 mg%.

Se recomienda para obtener un elevado valor de HDL, realizar actividad física diariamente, de 45 a 60 minutos; evitar el tabaquismo y el stress. Además se recomienda aumentar el consumo de aceite de oliva y de pescado, principalmente las variaciones de pescados grasos.

El LDL posee un gran poder iaterogénico afectando nuestras arterias, favorece las afecciones relacionadas al aparato cardiovascular. Especialistas  a nivel mundial coinciden en señalar la importancia de reducir los niveles de colesterol LDL es sin duda el factor más importante a la hora de tratar la dislipidemia y reducir el riesgo de episodios cardiovasculares.

Para controlar el nivel de LDL, se recomienda reducir el consumo de grasas, sobre todo las de origen animal y frituras: carnes gordas, piel de pollo, fiambres, vísceras, manteca y quesos grasos.

Según diversas investigaciones, se ha demostrado científicamente el efecto beneficioso en nuestro organismo por el consumo de Esteroles vegetales para controlar el colesterol. Puede disminuir entre un 5 y un 15% los valores de colesterol. Se debe incluir de 1 a 3 gr de esteroles en una de nuestras comidas principales.