Trucos y Manualidades

Consideremos los mercadillos

the markets of mysore

Me gustan, porque lo voy a negar. No todos los mercadillos por supuesto, pero hay algunos que me gustan y mucho. Eso de comprar muy muy barato, siempre es bueno. Y la costumbre del regateo también tiene lo suyo. Hay algo diferente en este tipo de compras que tiene un encanto único.

Claro que hay que tomar ciertas precauciones. Cuanto más lleno de gente más probable es que un ladrón esté a las caza de nuestro descuido y en un abrir y cerrar de ojos pueden llevarse el monedero o lo que puedan sacar más rápido. El punto es estar siempre prestando atención, sobretodo a las compras y el dinero. Eso de dejar las bolsas en el piso mientras miramos algo que nos gusta, no conviene ni por un segundo.

Pero fuera de esas precauciones, es toda una aventura, sobre todo si nuestro presupuesto es limitado y queremos comprar varias cosas. Los Reyes Magos suelen ir a ellos con resultados óptimos.

Hay que tener en cuenta que cada vez más aceptan tarjetas de crédito, dato para nada menor.

Daros una vueltita y me contáis.