Salud

Consejos para practicar running sin que te afecte el calor

Chica cansada

El calor no debe ser un impedimento para que puedas seguir practicando ejercicio durante el verano. Sin embargo, para que no nos afecte de manera negativa, hay que tener en cuenta una serie de consejos para practicar running en esta época del año. Toma nota de lo que debes y no debes hacer mientras haces tus ejercicios diarios de la forma más saludable.

– Tu cuerpo necesita acostumbrarse a las nuevas temperaturas, por lo que deberás ir poco a poco. No intentes seguir o superar el ritmo que ya tenías marcado, porque puedes hacer mucho daño a tu cuerpo; date un par de semanas para que tu cuerpo se adapte, y después podrás volver a tu nivel normal y continuar superándote (¡siempre con precaución!).

– El calor puede producir tirones musculares con más frecuencia, por lo que un correcto estiramiento previo y posterior al ejercicio será muy necesario. No te olvides de los músculos de las piernas, pero también ten en cuenta los abdominales. Hidrátate bien y toma muchas frutas y verduras ricas en potasio para prevenirlo.

– Una ropa adecuada también es importante para hacer ejercicio durante el verano. Olvídate de la ropa negra, y escoge colores claros para que no te pegue tanto el sol. La calidad también debe ser correcta para que sea capaz de transpirar y no producirte erupciones ni rojeces en la piel por el sudor acumulado.

Protégete la piel, como si fueses a tomar el sol a la playa o la piscina. Al exponerte al sol es necesario que utilices filtros solares para evitar quemarte.

– Y sobre todo, si puedes evitar las horas de más calor del día, será mucho mejor para tu cuerpo. Corre mejor por la mañana o a última hora, cuando el sol ya se ha puesto. Si no puedes ajustar tu horario, y tienes que salir a hacer ejercicio a una hora más calurosa, adáptate al calor, y no fuerces demasiado.