Trucos y Manualidades

Consejos para cuidar la ropa de lana

Depositphotos_7920888_m

Seguramente antes que comenzara el calor de este verano haz lavado y guardado tu ropa de lana y no todo el cuidado puesto resultó bien. Es que ciertamente si hay algo difícil de cuidar, si no tienes experiencia o buenos consejos son los tejidos de lana. Por eso, y antes que llegue la próxima temporada invernal, queremos dejarte una serie de sugerencias que bien puedes guardar en el lugar de tus recomendaciones especiales, tanto como los consejos de la abuela.

- Nunca debes lavar un tejido con agua caliente, ya que esta lo apelmaza e incluso suele encogerlo. Pero si ya has cometido ese error y haz sacado del lavado un jersey absolutamente apelmazado debes introducirlo en una cubeta con 1 litro de agua intermedia, entre templada y fría, más 1 cucharada de amoníaco, 1 de alcohol y 1 de esencia de trementina. Déjalo reposar durante 2 horas  moviéndolo algunas veces.  Finalmente enjuágalo con agua fría y gotitas de amoníaco.

- Si tienes varios tejidos que con el tiempo comienzan a lucir esas antiestéticas bolitas lo que debes hacer con ellos es poner en el enjuague del lavado, junto al suavizante, 2 cucharadas soperas de agua oxigenada. Repite esto cada vez que los laves y verás como irán desapareciendo lentamente.

- Para las prendas de lana más delicadas debes lavarlas con agua en la que previamente hayas cocido judías blancas, esto dejará perfectas tus tejidos delicados.

Como verás es más sencillo de lo que imaginabas seguramente, y los resultados te asombrarán; solo debes poner en práctica aquellas técnicas que nuestras madres y abuelas usaron por tiempo y que los tiempos modernos han dejado de lado para suplantarlas por productos  que no siempre son tan efectivos.