Salud

Consejo nutricional para la mujer estresada

Ya comenzó el último trimestre del año, el cual viene acompañado de mayor estrés. Es indispensable cuidar nuestra alimentación en estos momentos de nerviosismo.

En muchos casos lo urgente se imponte ante lo importante, y empezamos a cometer transgresiones que nos pueden afectar negativamente en nuestra salud.

Debemos saber que en estos momentos de estrés, es fundamental llevar una buena alimentación. Seguramente te preguntarás ¿por qué? Es porque una mala alimentación nos reduce la resistencia frente al estrés y empeora los síntomas, como por ejemplo: ansiedad, fatiga, irritabilidad, algunos problemas digestivos, y tensión muscular entre otros.

El lograr llevar una buena alimentación nos ayuda a aumentar nuestra capacidad para enfrentar el estrés y nos disminuye su impacto en nuestro organismo.

Vamos a compartir algunos consejos básicos de nutrición para poder enfrentar con mejores herramientas el estrés:

  • Es necesario desayunar siempre. No debemos saltearlo, ni postergarlo. Es probable que uno de los síntomas del estrés es que no tengas apetito, ni el tiempo necesario para desayunar. Debemos recordar todos los días que es indispensable el desayuno, ya que es la comida más importante del día. Tanto para los niños como para los adultos. Es nuestra primera fuente de energía y nutrientes para el organismo.

Beneficios de un buen desayuno:

  • aumenta la concentración y la memoria,
  • disminuye riesgo de sobrepeso,
  • evita el nerviosismo e irritabilidad,
  • mejora el rendimiento físico,
  • predispone a un mejor estado de ánimo,
  • reduce la fatiga durante el día.

Ahora que hemos repasado los beneficios, el desayunar deberá ser tu primera obligación.

Comienza por levantarte unos minutos antes para poder comer algunas frutas, pan o cereales integrales, yogur, y así estarás lista para comenzar el día.

No te pierdas la próxima entrega con más datos a tener en cuenta.