Salud

Consejo para evitar riesgo de accidente cerebrovascular

Un estudio publicado recientemente ha demostrado que ingerir productos lácteos bajos en grasa nos puede ayudar a reducir el riesgo de sufrir un accidente cerebrovascular.

Participaron más de 70.000 personas en el estudio, entre mujeres y hombres suecos que no padecían enfermedades cardiovascular ni cáncer y que completaron un cuestionario sobre la frecuencia con la que consumían más de 90 ítems alimenticios.

En el transcurso de la investigación, los cuales fueron más de 10 años, los investigadores pudieron registrar 4.089 casos de accidente cerebrovascular que incluyeron 3.159 infartos cerebrales, 583 accidentes cerebrovasculares hemorrágicos y 347 accidentes cerebrovasculares no especificados.

Los resultados demostraron que las personas que ingirieron más productos lácteos bajos en grasa tuvieron un 12 % menos de probabilidad de sufrir un accidente cerebrovascular que aquellos que consumieron una menor cantidad de estos productos.

Para los investigadores el consumo de lácteos enteros, como por ejemplo de  leche agria y de nata no se asocia con el riesgo de sufrir accidentes cerebrovasculares.

En base a sus investigaciones, se sugiere que los productos lácteos ricos en grasa pueden aumentar los niveles de LDL, o también es más conocido como el colesterol malo y también puede contrarrestar algunos de los beneficios derivados del consumo de lácteos.

Pero por suerte también se pudo comprobar que las personas que consumieron un promedio diario de cuatro porciones de quesos, yogur y leche bajos en grasa lograron reducir significativamente el riesgo de sufrir accidentes cerebrovasculares en comparación con aquellas personas que en su dieta no incluyeron ningún lácteo bajo en grasa.

Por cualquier duda, debes consultar con tu médico de confianza.