Sex and Life

¿Conoces las zonas erógenas de los hombres?

Loling  couple in a bed

Las zonas erógenas son aquellas áreas que, al ser estimuladas por una persona que nos atrae sexualmente, nos proporcionan un placer de lo más intenso.

En el caso de ellas, estas se encuentran situadas en el cuello, la espalda, los muslos, la cara interna de las rodillas, los senos y las orejas, aunque también es cierto que cada mujer es un mundo y que no todas sentimos lo mismo cuando nos acarician.

Pero, ¿y qué pasa con las zonas erógenas de los hombres?, ¿acaso estas no tienen cabida en el universo masculino? ¡Por supuesto que sí! Y por ello quiero que las conozcas con el fin de que te conviertas en una experta en proporcionarle placer al sexo masculino descubriendo las zonas erógenas.

El cuello

Todavía no he conocido a ningún hombre que pueda resistirse a los besos en el cuello, una de las zonas erógenas más sensuales del cuerpo que puede estimularse tanto con los labios como con las yemas de los dedos.

Las orejas

El lóbulo de las orejas es un área suave, tersa y, sobre todo, sexy. De hecho, no tengo ninguna duda de que a tu chico le encantará que la acaricies con mucha suavidad y le des algún que otro lametón.

El vientre

Si besas a tu chico en el área situada entre el ombligo y la pelvis le pondrás a cien enseguida, ya que nos encontramos en una zona que, al estar situada muy cerca de los genitales, proporciona un gran placer cuando se estimula.

El glande

Tras recorrer el cuerpo de tu chico con caricias y besos, nada mejor que acabar en el glande, una de las zonas erógenas más eróticas del cuerpo. No obstante, también es un área tremendamente sensible, por lo que lo mejor será que, si deseas estimularla correctamente, evites los mordiscos y te centres en dar placer con la ayuda de la lengua. ¡Le volverás loco!