Relaciones

Comprender, un acto del alma

 

Comprender a los demás es un estilo de vida y no una oportunidad de la misma. En relaciones amorosas, familiares, amistosas, laborales entre otras … si partes desde este sentimiento las actitudes con las que te vinculas facilitan la aceptación social a los grupos de pertenencia en los cuales te relacionas.

Desde la época de Platón se discipulaba con la voluntad como punto de partida en el entendimiento desde lo esencial, cuando comencé la universidad me costó entender este “bien real” como modo de vida y no como medio para vivir. Entendido así, la comprensión es una virtud con la que cuentan las personas por lo tanto es “social” … y es simple porque actúas como si fueras un par, te colocas en su lugar entonces tratas al otro/a como quisieras que hagan contigo.

Comprender no es sinónimo de aceptar sino de “ENTENDER” … suena o se lee sencillo y como si fuera un hábito humano … cuando si fuera una realidad concreta pues entonces las relaciones humanas serían “de almas” y no estarían en automático.Cuando la conducta humana es equilibrada entre el actuar y el pensar se establece un vínculo leal y comprensivo.

Vivir plenamente y en armonía con los demás es todo un trabajo constante … mucha búsqueda interior brinda plenitud al silencio con los demás. Serás comprensivo cuando trates cordialmente al otro y le hables con una sonrisa desde el corazón y no como un acto socialmente obligatorio … comprende que puedes tener aprendizajes diferentes (éxitos y fracasos en el común de las personas) y así podrás entender que los demás también los tienen.

Los estilos de vida están altamente influenciados por las enseñanzas que fuimos adquiriendo durante nuestra crianza y aquellas normas sociales que la escuela “impone” … sería un estilo de vida “comprender” el motivo de las mismas hará que puedas interiorizarlas para poder practicarlas.