BellezaComplementos

Comprar una peluca

Mascarilla-casera-para-pelo-seco

En general  y salvo que sea el caso de usar una peluca en una actuación o para una fiesta , cuando se compra una peluca se trata de una situación seria que se esta atravesando. Por supuesto que los casos de personas que pierden el cabello por la quimioterapia son un porcentaje importante, pero hay un numero también considerable de mujeres que pierden el cabello por otras enfermedades, muchas veces por un tiempo mucho más prolongado o definitivamente.

En ambos casos, la persona que va a comprar la peluca no está en el mejor momento de su vida. Si bien es solo una cuestión estética, pues para las mujeres es sumamente importante, por lo que se entiende que ir a hacer este tipo de compras no se parece en nada a otra.

Ir en compañía de alguien de nuestra confianza, de esas personas que lejos de dramatizar nos ayudan a poner un toque de humor, sin pasarse, obviamente, es ideal. A la hora de elegir tenemos que ver nuestro presupuesto, ya que las diferencias de precio son considerables. En el caso de quimioterapia es un tema transitorio y asumimos que el cabello vuelve a crecer, por lo que si bien la peluca nos tiene que gustar mucho, no hacemos tanto énfasis en la durabilidad de la misma. En otros casos esa es la clave.

Hay que probarse varias, tratando de que el color y el corte sean favorables a nuestro rostro sin que necesariamente tengan que parecer exactamente nuestro cabello. Ir con alguien es bueno porque la peluca vista desde atrás es bien diferente, sobretodo cuando no es muy buena, por lo que esa amiga nos viene muy bien. La comodidad es clave, sobretodo tiene que quedar bien fija sin incomodar y posibilitando todos los movimientos sin tener que estar pendientes de ella.

Las de cabello natural son mucho mejores, pero las artificiales pueden ser muy lindas y si es por poco tiempo, nos puede servir.