Relaciones

Comparte tus momentos con los demás al estilo selfie

Beautiful young woman taking a self portrait

Se conoce como selfie a hacerse un autorretrato, ya sea con la cámara de fotos digital o con la cámara del teléfono móvil. Es una palabra que está empezando a hacer furor en internet y en las redes sociales, y es la forma más común que tenemos hoy en día para compartir con los amigos nuestros momentos personales. ¡Hay que admitir que la mayoría de nosotros lo hemos hecho al menos una vez en la vida!

Marcarse un selfie no es algo nuevo. Los selfies existen prácticamente desde que el tamaño de las cámaras de fotos nos permiten sujetarlas con un brazo para alejarlas lo máximo posible y sacarnos una fotografía a nosotros mismos. Pero es ahora cuando aparece este término tan curioso para definir la gran oleada de autorretratos que pueblan las páginas de internet, los egoblogs y redes sociales.

Las nuevas modalidades incluso incluyen las autofotografías tomadas a través del reflejo del espejo, y también utilizando un trípode, para dar más realismo y profundidad a la foto. De todas formas, en todas las fotografías selfies se puede intuir perfectamente han sido tomadas por el mismo modelo que aparece en el retrato.

Si tú aún no estás demasiado familiarizada con este tipo de fotografía y no consigues salir tan estupenda como el resto de chicas, toma nota de estos pequeños trucos para sacar tu mejor selfie:

Hazte las fotos en sitios dónde haya suficiente luz natural. Los flashes de las cámaras pueden ayudar, pero estas fotos con flash no suelen salir tan bien. Si vas a hacerte un selfie en el espejo, mejor quita el flash para que no salga en el reflejo.

No dejes que se vea tu brazo extendido, queda muy mal. Procura esconder el brazo, o bien utiliza un trípode o apoya la cámara en cualquier superficie estable, con cuidado de que no se caiga al suelo y se rompa.

Hazte todas las fotos que necesites hasta encontrar tu lado bueno. Pon la cámara a la altura de tus ojos, nunca por debajo, para tomar un buen plano, e intenta ladear un poco la cabeza para que te veas mejor, evita ponerte de frente. Fíjate en la forma que tienen de hacerlo las profesionales, e imítalas; si a ellas les funciona, puede que a ti también.

Con la práctica aprenderás a hacerte los mejores selfies, y pronto te atreverás a poner caritas y morritos que les encantará a todos en tus redes sociales.

¡Saca lo mejor de ti, y únete al movimiento selfie!