Trucos y Manualidades

Cómo vestir durante los días de lluvia

Rain

En solo dos semanas el verano dará paso a la estación otoñal, una época que se caracteriza por unas temperaturas mucho más bajas y algo inestables, así como por los días de lluvia, en los que es necesario que nos vistamos de un modo especial para estar guapas y protegidas.

Y es que el hecho de que los charcos invadan las calles y la lluvia más intensa se dé cita en tu ciudad no es excusa para no salir a la calle y continuar llevando a cabo tus tareas cotidianas, ¡y mucho menos para no sacar a relucir toda tu belleza!

Así que, si quieres saber qué prendas y accesorios necesitas para marcar tendencia durante los días de lluvia, estate atenta a estos sencillos trucos.

Antes muerta que no sencilla

Aunque los días de lluvia no deben suponer un parón en tu vida, tampoco debes hacer como si no pasara nada y ataviarte con tus mejores galas, ya que lo más importante durante estas aguadas jornadas es que vistas con unas prendas y accesorios muy cómodos que te permitan moverte con libertad, esquivar los charcos y, por supuesto, no pegarte un batacazo al pisar las aceras mojadas.

Por ello, te aconsejo que saques de tu armario tu ropa más elástica y, a ser posible, más impermeable para que la lluvia no te cale los huesos.

El trench, una prenda fundamental

Con la palabra “trench” definimos a una especie de abrigo impermeable que llega hasta las rodillas y que, además de evitar que el agua te moje la ropa, te permitirá vestir a la moda y estar guapísima durante los días de lluvia. ¡Una de esas prendas que nunca pasan de moda!

Para los pies, unas buenas katiuskas

Las katiuskas son unas botas totalmente impermeables que impiden que los pies se mojen durante los días más lluviosos. Un calzado que me encanta no solo por su funcionalidad, sino también debido a que, hoy en día, existen katiuskas con un sinfín de colores y estampados distintos.

La importancia del paraguas

Aunque no lo creas, un simple paraguas puede darte un toque de glamour, elegancia y sofisticación. Para conseguirlo, elígelo con mimo y atención y olvídate de esos espantosos paraguas que publicitan la cerveza favorita de tu chico. ¡No son nada cool!