Belleza

Cómo tener unas manos siempre perfectas

Woman applying moisturizing cosmetic creams on her hands

Cuando se habla de tener las manos perfectas siempre se piensa en los mismo: en la manicura. Pero el cuidado de las manos va mucho más allá de limar y pintar las uñas. Te lo mostramos en el siguiente artículo.

Si buscas conservar unas manos perfectas por mucho que pasen los años, deberás prestar especial atención a la piel de esta zona. Las manos son la parte del cuerpo que más en contacto están con sustancias que puedan alterar la piel, tales como detergentes o los productos químicos que se utilizan para limpiar el hogar. Por lo que es habitual que con el paso de los años comiencen a aparecer en ellas manchas o arrugas con las que no contábamos hasta el momento.

Es muy importante que cada vez que te mojes las manos, las seques adecuadamente con una toalla. Y es que si no lo haces y tienes las manos muy sensibles, podrían aparecerte grietas en ellas y resecarse más de lo normal. Además, si la humedad permanece por mucho tiempo en la zona de las uñas, éstas podrían llegar a debilitarse.

En verano a todas nos gusta tomar un poquito el sol para ponernos morenas y lucir un aspecto más saneado. No olvides nunca echarte protección solar en las manos. Es una de las zonas del cuerpo que más puede llegar a quemarse y las quemaduras son muy molestas en áreas que usamos a diario, como son las manos.

A su vez, para conservar unas manos perfectas, tendrás que echarte a diario crema hidratante en ellas. Cuando se tienen menos de 25 años, puedes optar por una crema hidratante específica de manos para mantenerlas suaves y bien cuidadas por más tiempo. Si por el contrario superas ya los 30 años de edad, tendrás que recurrir a otro tipo de cremas como una nutritiva para prevenir la aparición de manchas y mantener con más elasticidad esta parte del cuerpo y evitar las arrugas.

Acude al menos una vez al año al dermatólogo para que evalúe el estado en el que se encuentra la piel de tus manos. Él podrá indicarte si estás siguiendo los pasos adecuados para cuidarlas y si ha aparecido alguna enfermedad en ellas.