Salud

Cómo saber cuando estoy ovulando

Cómo interpretar un test de ovulación

Cuando queremos ser madre, es muy útil saber exactamente el día del comienzo de ovulación, y la progresión del ciclo, y de esta forma conocer el día más idóneo para quedarnos embarazadas. ¿Pero cómo saber cuándo estoy ovulando exactamente? A través de estas señales inequívocas puedes saber aproximadamente cuándo empieza tu ovulación.

En primer lugar, una mujer siempre debe conocer su ciclo de menstruación para controlar el momento de su ovulación. El primer día del ciclo siempre se contará como el primer día que aparece la menstruación. Cada mujer tiene un ciclo distinto, por lo que contaremos los días exactos que dura nuestro ciclo menstrual hasta el primer día de la siguiente menstruación.

Conociendo la duración de los ciclos, y calculando la media entre al menos 2 ciclos, obtendremos la duración aproximada de nuestro ciclo, que suele ser de unos 28 días, aunque siempre varía en cada mujer.

En el caso de un ciclo de 28 días de duración, alrededor del día 14 del ciclo comienza la ovulación y se empiezan a contar los días fértiles de la mujer. El embarazo es más propicio de darse durante estos días.

La producción de moco cervical en la mujer también puede indicar el comienzo de la ovulación, aunque no siempre se produce esta sustancia en todas las mujeres. El moco cervical aparece como un flujo más espeso transparente o blanquecino, fácilmente detectable.

Antiguamente se empleaba la toma de la temperatura, que aparecía más alta en la mujer durante la ovulación. Sin embargo, este método no es del todo fiable.

Para conocer con certeza los días de ovulación, existen en la farmacia unas pruebas de ovulación que pueden ayudar a la mujer en caso necesario. Cuando esta prueba da positivo, indica el día más propicio para el embarazo.

En todo caso, no siempre la menstruación indica que se haya dado ovulación. Una mujer puede ovular cada mes, o puede que un mes no se haya producido liberación del óvulo. En otras ocasiones puede darse el caso de una ovulación doble, con la liberación de dos o más óvulos, que pueden ser fecundados y dar lugar a un embarazo múltiple.

No te preocupes si estás intentando quedarte embarazada y no lo consigues a la primera. Aprende a controlar tu ciclo y aprovecha tus días más fértiles para intentarlo hasta lograr tu objetivo.