SaludSex and Life

Cómo prevenir las infecciones de orina en verano

Infección de orina

Con la llegada del verano, se incrementa la posibilidad de aparición de cistitis, enfermedad que afecta sobre a la mujer debido a la mayor exposición del tracto urinario femenino en comparación al masculino. Conocer los factores que las producen y cómo evitarlos o mejorarlos es la mejor forma de prevenir las infecciones de orina en verano. Descubre cómo se producen estas infecciones, y dales esquinazo para que no te agüen tus vacaciones.

Al menos el 60% de la población femenina sufrirá una cistitis como mínimo una vez en su vida. Las infecciones de orina son muy frecuentes en las mujeres, y sobre todo aumentan en verano, ya que con el calor, los microorganismos que las causan encuentran un ambiente más propicio para sobrevivir en el ambiente y producir más contagios.

La cistitis es una infección de la vejiga o la uretra, que causa escozor al orinar, muchas ganas de ir al baño pero con poca producción de orina, y sobre todo la incomodidad de sentirse mucho peor con el calor y el agobio del verano.

La vagina de la mujer tienda a luchar de forma natural con los microorganismos que pueden causar esta infección, pero en ciertas ocasiones la barrera no es suficiente, y aparecen sin que podamos hacer nada. Los factores que lo predisponen son la humedad, el uso de geles inadecuados que eliminan la flora vaginal natural, las relaciones sexuales sin protección, pero también el agua de las piscinas o el uso de baños públicos.

Para evitar el contagio de una cistitis a través del uso de baños públicos, es importante que nos lavemos siempre las manos antes y sobre todo después de utilizar el baño, ya que en los objetos y paredes del baño pueden encontrarse los microorganismos, que pasen a nuestro cuerpo a través de nuestras manos sin que nos demos cuenta.

Los expertos recomiendan una adecuada higiene personal en verano, limpiarse de delante hacia atrás después de ir al baño, tomar mucha agua, orinar después de las relaciones sexuales para expulsar cualquier microorganismo externos que se haya podido contagiar antes de que ingrese dentro del organismo, y usar barreras de protección sexual siempre.

Si a pesar de que todos los cuidados, notas por los síntomas que hayas podido contraer una cistitis, la mejor solución es acudir a tu médico para que te aconseje qué pasos seguir para eliminar la infección cuanto antes y de la forma más natural.