Emprendedoras

Cómo mejorar la productividad de los empleados

Three serious employees earnestly listening to a presentation

El objetivo de cualquier negocio es vender mucho para obtener los mayores ingresos posibles y que éste se rentable. Pero para que eso sea posible, hay que motivar primero a los empleados de la compañía. ¿Sabes cómo hacerlo? Te vamos a dar unos consejos para que aumentes su autoestima y mejore su productividad, porque si ellos están a gusto en la empresa, el negocio irá sobre ruedas.

Si eres de las empresarias que se reúne cada mañana con su equipo para trazar la estrategia a desarrollar durante la jornada laboral, no vas mal encaminada. Pero aparte de esto, también es muy recomendable que al menos una vez al mes o cada seis meses, convoques una reunión con tus empleados y la dediques exclusivamente a escucharles. A preguntarles si tienen alguna propuesta de gestión para la empresa o alguna queja.

Puede que de primeras nadie quiera romper el hielo, pero para eso habrás preparado previamente una gran pizarra y unos post-it, que repartirás entre tus empleados. ¿Para que son? Para que ellos escriban tranquilamente las quejas o recomendaciones que tienen sobre la empresa y los peguen en la pizarra.

Junta todas las quejas por bloques temáticos y dedícales al menos 40 minutos a cada uno para ver con tus trabajadores qué problemas hay en la empresa y cómo podrían resolverse. Lo más importante es encontrarle un remedio a los problemas que haya y que puedan afectar a la productividad de los trabajadores. Ya sabes que pueden surgir problemas de convivencia o de concebir cómo es la empresa y cómo tendría que funcionar. Escucha a tus empleados y déjales que ellos te propongan las soluciones, anótalas y llévalas a cabo, se sentirán más valorados y rendirán mucho mejor en la empresa.

Para concluir esa reunión, deberéis elaborar una lista con todos los problemas y soluciones que hayan surgido en la compañía en los últimos meses. Fírmala junto al resto de tus empleados y prometed que se va a cumplir lo que alió de dicha reunión. Ya verás cómo tus empleados aprecian este gesto, se sentirán más valorados en la compañía y su productividad será mayor.