Relaciones

Cómo impedir que la relación con tu suegra afecte a tu pareja

Daughter and mother

La suegra ha sido siempre una figura temida no solo por ellos, sino también por ellas debido a que las madres suelen ser de lo más protectoras con sus hijos y esperan que estos encuentren a la mejor mujer del mundo.

Y, aunque en muchas ocasiones la famosa mala relación con la suegra se exagera, existen parejas que, realmente, ven cómo su romance se va deteriorando debido a una turbulenta relación entre la esposa o novia y la madre de él.

¿Te incluyes dentro de este grupo? En ese caso, te recomiendo que les eches un vistazo a estos consejos para evitar que la relación con tu suegra afecte a tu pareja y todos podáis ser felices.

En tu propia casa

Conozco a varias parejas que, tras contraer nupcias, han decidido convivir en la casa de los padres de él por diversos motivos. Y, aunque es cierto que la complicada situación económica actual impide que muchos enamorados puedan tener su propio nidito de amor, yo optaría por esperar hasta poder alquilar una vivienda propia. Y es que, si convives a diario con tu suegra, existen muchas posibilidades de que la relación se deteriore y aparezcan las peleas debido a que cada persona tiene unas costumbres distintas y este hecho puede generar graves enfrentamientos cuando se cohabita bajo el mismo techo.

No entres en su juego

Aunque los motivos pueden ser muy diversos, a veces los celos que la madre de tu chico siente al ver que su hijo ya no es “de su propiedad” pueden provocar que ella esté a la defensiva continuamente y que aproveche la mínima oportunidad para atacarte. En esos momentos, es probable que te apetezca soltarle cuatro frases que la inviten a callarse. Sin embargo, no debes olvidar que es la madre de tu novio o marido y que debes hacer todo lo posible por evitar que él tenga que elegir entre su familia y tú si queréis ser felices. Así que intenta no entrar en el juego de tu suegra y de responder a sus pullas con buenas palabras y una amplia sonrisa en los labios.

Habla con tu chico

Si la situación se vuelve insoportable y tu suegra empieza a hacerte la vida imposible, lo mejor será que se lo comentes a tu chico. Eso sí; hazlo con mucho tacto evitando criticar a su familia y exponiéndole la situación de la forma más objetiva posible. Si lo haces bien, lo más probable será que él hable con su madre y le exprese lo importante que es para él que ambas os llevéis bien. ¡Seguro que la relación entre vosotras mejora muchísimo!