Trucos y Manualidades

Cómo grabar un videotutorial para tu blog

Blogger

La posibilidad de compartir con los demás nuestros gustos sobre cocina, restaurantes, moda, viajes, cine, cultura, naturaleza, etc. es infinita. Y si además de escribir e ilustrar nuestro blog con fotografías, añadimos el plus de incorporar un vídeo, nuestro blog ganará muchos más seguidores. Si aún no sabes cómo grabar un videotutorial para tu blog, te decimos cómo hacerlo.

En primer lugar, para poder grabar un vídeo de calidad que puedan disfrutar al 100% los seguidores de tu blog, necesitas un material de grabación adecuado. Una cámara para grabar que cuente con una buena captura de imagen y de sonido es muy importante para que tus vídeos queden bien y gusten al público. Si aún no tienes la cámara perfecta para ello, puedes encontrar muchos modelos de cámaras y accesorios aquí.

Antes de empezar con la tarea de grabar el vídeo, decide exactamente de qué va a tratar, y créate un pequeño guión.

Tienes varias posibilidades para grabar un vídeo:

  • grabarte directamente a ti misma mientras hablas a la cámara
  • grabarte en movimiento pero sin hablar, y editar el vídeo más tarde para añadir texto en la imagen
  • grabar la pantalla de tu ordenador mientras haces una muestra para tus usuarios

Sea como sea el vídeo que vas a grabar, puedes utilizar una cámara de vídeo externa a tu ordenador, y bien hacer una captura de pantalla directamente desde el ordenador, muy útil para la última opción propuesta.

Si te sientes confiada para salir en pantalla, los usuarios agradecerán altamente poder verte directamente, ya que darás un toque mucho más personal a tus vídeos. Quizás al principio te cueste un poco más hablar a la cámara, pero con el tiempo irás cogiendo soltura.

Busca siempre un lugar tranquilo dónde grabar tus vídeos, teniendo en cuenta que los ruidos externos pueden entorpecer la grabación de sonido de tu voz. También es recomendable utilizar un fondo bonito dónde tus vídeos -seguramente tus seguidores se fijen más en el fondo que en ti misma mientras hablas-, dará mejor imagen a la calidad global del vídeo.

Graba tu videotutorial mostrando tus conocimientos y opiniones de la forma más abierta. No temas si te equivocas en algún momento, siempre tienes la opción de editar el vídeo una vez terminado, y borrar las partes que no te gusten. De todas formas, los usuarios de tu blog agradecerán que seas lo más cercana posible, y te perdonarán esos pequeños “fallos del directo” que puedan ocurrir.

No te olvides de despedirte cariñosamente al acabar. Cuanta más simpatía muestres en tus videotutoriales, más gente quedará prendada de ti y de tu blog; sumarás muchos más puntos.