Mamás

Cómo explicarles a tus hijos de dónde vienen los niños

Stork delivering a newborn baby

“Mamá, ¿de dónde vienen los niños?”. La gran mayoría de los padres y madres temen el momento en el que esta pregunta sale de los labios de sus pequeñines, aunque responderla con naturalidad y tacto es algo fundamental.

Y es que, en mi opinión, no es conveniente “engañar” a los pequeños afirmando que la cigüeña es el animalito encargado de llevar a los bebés hasta sus hogares, ya que lo mejor es contarles la verdad de un modo sencillo, sin florituras ni palabras cursis y consiguiendo que los niños vean el proceso de fecundación como algo normal, y no como un tabú o como algo sucio.

La primera reacción

Sn muchos los padres que se sorprenden cuando sus hijos les preguntan de dónde vienen los niños, lo que les lleva a reaccionar de un modo poco sensato. De hecho, muchos de ellos se ríen de sus pequeñines o les dicen que ya lo sabrán cuando sean mayores. ¡Error! No olvides que es normal que los niños se pregunten cuestiones como estas y que debes responderlas con la mayor naturalidad posible para que no se sientan tontos o engañados, ya que, si esto ocurre, es probable que teman preguntarte otras muchas cosas.

Sin prisas

Cuando tu hijo te pregunte de dónde vienen los niños, siéntate con él y explícale el proceso con calma y tranquilidad. Si no estáis en el lugar adecuado para hacerlo, dile que se lo contarás al llegar a casa.

¿Qué términos se deben utilizar?

Para convertirte en la mejor mamá del mundo y responder estupendamente a todas las dudas de tus peques, deberás asegurarte de elegir las palabras adecuadas. Así, cuando te pregunten de dónde vienen los niños será importante que no tengas miedo de utilizar los vocablos “pene” o “vagina”, que evites sustituirlos por palabas absurdas, malsonantes o inventadas y que les expliques el proceso real de una forma clara, breve y concisa.

Completa tu explicación

Para que los niños entiendan el proceso de gestación de la mejor forma posible, una buena idea puede ser enseñarles dibujos de gran belleza en los que aparezcan barriguitas en cuyo interior esté creciendo un hermoso bebé, unos manuales que podrás encontrar con gran facilidad en multitud de librerías infantiles.