Salud

Cómo evitar que un piercing se infecte

30 SU1HXzI5MDAuSlBH

Lucir un piercing no es algo que solo les guste a las adolescentes, sino que son muchas las mujeres de todas las edades a las que les agrada llevar un pendiente en una zona del cuerpo que nada tenga que ver con las orejas.

Sin embargo, tanto si ya llevas un piercing como si has decidido decorar tu cuerpo con una de estas joyas, deberás tener en cuenta algunos consejos si quieres evitar que este complemento provoque una infección, algo muy común cuando el piercing no se cuida de la forma adecuada.

Mejor prevenir que curar

Antes de hacerte un piercing y de llevar a cabo los procedimientos adecuados para desinfectarlo y proporcionarle una gran belleza, será vital que huyas de las tiendas de todo a un euro y que acudas a colocarte el pendiente a un centro de confianza en el que prime la higiene y la buena calidad. ¡No olvides que al final lo barato sale caro!

Agua y jabón

En el mercado podemos encontrar multitud de productos para desinfectar y curar heridas, aunque, para mantener cuidado un piercing, lo mejor es que hagas uso del agua y el jabón, un método tradicional y sencillo pero muy efectivo. ¡A mí siempre me ha funcionado!

¡No lo toques!

En nuestro día a día tocamos cosas con las manos continuamente, lo que provoca que estas se llenen de bacterias. Así que, tanto cuando toques el piercing como cuando vayas a limpiarlo, deberás evitar llevar a cabo estas acciones con las manos sucias si no quieres que los gérmenes lleguen hasta el pendiente y se produzca una infección que afecte a su estado y a tu salud.

¿Y si ya se ha infectado?

Si pese a haber hecho todo lo posible por evitarlo el piercing ha acabado infectándose, lo mejor será que utilices agua oxigenada para limpiarlo y cuidarlo al máximo.